Jesús Creations Producciones

Videos, Homenajes, Resumen del Sevilla FC, rueda de prensa, noticias deportivas, futbol en general

FILOSOFÍA DE VIDA EN UNA CIUDAD EXTREMA

Deja un comentario

No soy más SEVILLISTA que nadie, pero sí soy tan SEVILLISTA como el que más. Entiendo que ser SEVILLISTA, independientemente de lo que pretendas en tu trabajo, tus gustos, tu religión, tu ideología, concretamente tu modus vivendi, aporta una filosofía, un saber estar y comportarse ante la vida que va más allá de lo meramente futbolístico. Algunos de los que lean este obligado comienzo se llevarán las manos a la cabeza y establecerán un cuadro clínico que a buen seguro no me afectará en absoluto, cada cual es muy libre para pensar lo que quiera siempre y cuando sepa respetar a los demás. Y por supuesto nadie está obligado a seguir leyendo si se escandaliza por lo escrito.

Seamos sinceros, primero con nosotros mismos, vivimos en una ciudad donde la hipocresía y las apariencias son extremas y presentan un cuadro que sí debiéramos analizar detenidamente. Estamos inmersos en una dualidad que nos afecta para bien o para mal, más bien diría lo segundo que lo primero, puesto que ser de un equipo conlleva un sentimiento que fundamentalmente heredamos de seres queridos que desgraciadamente ya no están con nosotros, por ello intentamos mimetizarnos en un entorno que nos perjudica y nos aboca a ser quien en realidad no somos. Inmersos, por ejemplo, en la realidad familiar nos encontramos que cada cual tiene que lidiar diariamente con algunos de nuestra sangre, aficionados que por diversas razones no tienen nuestros gustos futbolísticos y que a veces se convierte en un ejercicio diario un tanto molesto que nos afecta interiormente, aunque intentemos aparentar no darnos por aludidos y la mayoría de las veces no queramos darle importancia obviando la realidad. Pero, no sólo en la familia, también en el trabajo, con los amigos, nos encontramos con el tremendo dilema de hacernos respetar por lo que somos, por lo que representamos sin que nuestra imagen se deteriore en demasía cuando intenten ridiculizarnos.

No siempre solemos soportar tales situaciones, depende del estado de ánimo en el que nos encontremos para, en un momento dado y a las primeras de cambio, saltar y soltar todo lo que llevamos acumulado durante un tiempo. Y a lo mejor solemos soltarlo en el momento más inoportuno y generamos una situación donde quedamos muy tocados y a expensas de que el otro vea conseguido su propósito que no era más que sacarnos de quicio, o sea jodernos para seguir con esa tarea que para él cree ser una victoria. Soy de los que piensan que, siempre generalizando, hay diferencias entre ser SEVILLISTA y ser BÉTICO. Y lo digo por propia trayectoria histórica de ambos clubes. Mientras, el SEVILLA, FC siempre ha sido y es el GRANDE, (se convierte por ello en el enemigo a batir), el otro tan sólo se ha visto abocado como único recurso intentar, utilizando ciertas argucias infantiles, manchar su imagen y hacer creer a los suyos cuán equivocados estamos. La envidia que produce esto a lo largo del tiempo se enquista y se convierte en un cainismo férreo que suscita comportamientos a veces extremos. No hay tal guasa sevillana, es mentira y quien afirma esto se miente a sí mismo y lo hace (por ejemplo ciertos periodistas) para tamizar y dar un sentido a lo que no es sino tratar de equiparar a ambos club intentando justificar la situación del otro y a su vez erosionar los férreos pilares con lo que se construyó el más GRANDE club de la ciudad. Por eso, como ni ciertos periodistas ni toda la parroquia bética pueden de otra manera obtener resultados óptimos, se acude a recursos, falacias como la cantidad de aficionados que poseen unos y otros, la suerte sin par de uno en detrimento del otro, el equipo del señorito frente al equipo del pueblo, sobre quien representa mejor a la ciudad, sobre el color futbolístico del alcalde, etc. etc.

Lo malo de todo esto es cuando estas malintencionadas declaraciones de impotencia la hacen personas que representan o han representado algo en la ciudad. El pueblo llano tiene a mi modo de ver y hasta de comprender su justificación, las máximas personalidades no, porque deben guardar ciertos comportamientos y están obligados a dar ejemplo, una imagen distinta de la que se estila en bares y tabernas a todo lo largo de la geografía de Sevilla. No soy más SEVILLISTA que nadie pero, lo digo tal y como lo siento, pues igualmente no entiendo y por tanto me molesta parar un taxi y encontrarme que lleva un banderín del equipo de La Palmera, es más no me subo. Si entro en un bar y existe un escudo de uno de los dos clubes y no están los dos me voy. Quienes subsisten gracias a la clientela, se deben a ella, y hay que tener extremos cuidados con los detalles que reflejan o máximo cuidado con lo que manifiestan. Pueden molestar a otros sin darse cuenta o, quizás, pretenden eso, que se den cuenta y molestarlos. Es la realidad de una ciudad que para bien o para mal, nos guste o no, en la que nos ha tocado vivir. Por eso las apariencias se presentan como una posibilidad de convivir con quienes intenta ridiculizarnos a diario. (Aunque no molesta quien quiere, sino quien puede). Mas, la hipocresía es el arma más eficaz que utilizan los ciudadanos para soportar la vida diaria en una urbe que mantiene unos niveles muy alto de querer aparentar lo que no es. Una ciudad que ha convertido su cainismo en una terrible y ridícula mascarada, que creo una tremenda estupidez, y que deberíamos en la medida de nuestras posibilidades con contundencia denunciar.

Fco. Borrego

escudo-sevilla-rf_6093

Autor: jesuscreations

Edición de Video Profesional Dedicado al Sevilla Fútbol Club

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s