Jesús Creations Producciones

Videos, Homenajes, Resumen del Sevilla FC, rueda de prensa, noticias deportivas, futbol en general


1 comentario

POR MUY MAL CAMINO

Estoy harto, hasta los cojones. Más SEVILLISTA QUE YO NO LO HAY. IGUAL SI. No estoy para nada orgulloso con este Sevilla, ramplón, malo y MALO. Un equipo M E D I O C R E, MUY MEDIOCRE. Una primera parte FATAL y una segunda que no es capaz de dar una a derechas. Y la que da se la anulan. Las deficiencias en defensa se han acrecentado con la marcha de Cáceres. Por tanto ¿para qué nos desprendemos de los jugadores que por lo menos nos estaban dando un buen rendimiento? Estamos convirtiendo al equipo en uno muy MEDIOCRE que se está deshaciendo de los jugadores que mejor están para seguir en este declive que nos lleva a lo que estamos viendo. A acabar en puestos de mitad de la tabla.

MAL CAMINO LLEVAMOS. Y Marcelino no encuentra la solución.

UN AUTENTICO DESASTRE.

Ante un Málaga que cualquier otro equipo le juega diferente y le saca provecho. NOSOTROS para nada, servimos únicamente para arrastrar el escudo y la camiseta de una manera lamentable. Diría mucho más pero ya está todo dicho, porque de seguir me haría mucho daño a mí y a una ENTIDAD que la llevo muy dentro.

Pero esto va por MUY MAL CAMINO.

Y NO MERECEMOS ESTAR EN EUROPA PORQUE EL QUIPO NO ESTÁ PARA ELLO.

Este EQUIPO está sobredimensionado y, a poco que se le juegue, no da una a derechas.

Fco. Borrego


2 comentarios

NI CON UNO MÁS PUEDEN

Después de esta semanita pasada en la que la caterva mediática se explayó en comunicar a través de sus plataformas informativas que “erbeti” llegaba mejor al derbi porque habían perdido por tan sólo 4-2 con el siempre todopoderoso equipo de los culés, sin analizar en profundidad todas las circunstancias de dicho encuentro; después de esta semanita en la que las criaturitas en concurso de acreedores estaban ilusionados, ¿cuántas veces más? porque le habían dado a entender que los muchachos amermelados podían ganar; pues, eso, después de lo esperpéntico de esta ciudad en la previa, me fui a la costa porque, a decir verdad, no me apetecía ver el partido escuchando a los voceros que se estacionan en un bar cercano. Allí todo fue tranquilidad y sosiego hasta la hora del encuentro. Y, luego pasó lo que casi siempre ha pasado en la carretera de Cádiz, que el MEJOR EQUIPO DEL SUR DE ESPAÑA, realizó una primera parte muy buena, pero esta vez con los mismos errores que en pasados encuentros, o sea, fallando incomprensiblemente delante del portero y cometiendo despistes defensivos. Total 1-1 al descanso con un gran gol de NEGREDO, y con muy buenas sensaciones de cara a la reanudación.

Pero, tras él, otro partido nos llegó, motivado quizás por la responsabilidad de unos y otros a cometer errores que dieran al traste con lo obtenido. Hasta llegar la absurda expulsión de FAZIO que marcó un antes y un después en el desarrollo del encuentro. Absurda expulsión y un tanto excesiva, pero fue así y de aquí al final unos que lo intentaban pero con muy pocas luces y los NUESTROS organizaditos detrás y jugando bien a la contra. Resultado JUSTO, que no lo que hubiéramos deseado los SEVILLISTAS después de la primera mitad realizada. El palco lleno de personalidades, parecía el del Bernabeu de las grandes ocasiones pero sin el capo Florentino. Hasta el ministro Montoro se había dejado caer, ¡cómo han cambiado los tiempos! La grada de las grandes ocasiones, en donde los más de TRES MIL SEVILLISTAS acallaban a todo el medio estadio del Villamarín. Detalle de grandeza por parte del MEJOR EQUIPO DEL SUR DE ESPAÑA el recordatorio en las camisetas al jugador verdiblanco que sufre una grave enfermedad. Y la ciudad que vuelve a la normalidad hasta los prolegómenos del siguiente. Igual que SIEMPRE, el GRANDE, ha demostrado el porqué lo es. Y sin hacer un gran partido, sin estar fino de cara a la portería, sin estar demasiado acertado atrás. Pero haciendo honor de su casta y coraje. Se vació y demostró que es posible aún alcanzar los objetivos.

No he leído nada, ninguna crónica, ni he visto televisión, sólo al volver a casa mi hijo me ha informado de los cohetes al final del encuentro, las mamarrachadas del bar y de algunos que no quieren entender quien es el GRANDE. Pobrecitos, aún estarán rumiando la nueva oportunidad perdida ¿y van?, no recuerdo. En el trabajo me esperan algunos con el silencio por bandera, no cabían en sus cuerpos el Viernes, todos de verde, con sus chalecos, sus corbatas y contando tonterías. Otra vez el SILENCIO me espera.

EL SILENCIO Y MI IRÓNICA SONRISA.

Fco. Borrego


1 comentario

GRANDE Y PEQUEÑO

Las reflexiones, la mayoría de las veces, surgen de curiosos detalles que encienden la mente y la llevan a relacionarlos con asuntos del momento. El otro día observé uno de esos detalles que me invitan hoy a escribir para desarrollaros una de esas curiosidades que provocan similitudes muy oportunas. Un enorme perro se mantenía esbelto frente a otro, muy pequeño, que no paraba de incordiarle con su profusión de ladridos. Si bien el otro, sabedor de su fuerza mayor y de su mayor envergadura, le observaba un tanto esquivo, como si no quisiera saber nada de él, el pequeñajo no le dejaba con su ruidosa letanía al tiempo que, moviendo insistentemente el rabo, daba vueltas una y otra vez alrededor de él. Ni qué decir tiene la similitud que presenta esta escena con la llegada de los derbis a la ciudad. Siempre, el más pequeño es quien más ladra en torno al que, por méritos propios, es el MEJOR EQUIPO DEL SUR DE ESPAÑA. Movido tal vez por un complejo de inferioridad que le aboca a inventarse medias verdades o mentiras solemnes, como la que escuché días pasados en un programa de deportes local, en el que el invitado en cuestión dijo, y se quedó tan pancho, que “su Beti” era después del Barcelona y del Real de Madrid, el club que más peñas tenía en Cataluña. O inventarse igualmente lo de equipo universal en base a no se sabe muy bien qué chaladura mental, para paliar de alguna manera el pobre bagaje histórico que presenta. Son dos ejemplos muy ilustrativos de lo que se respira alrededor del equipo de la Palmera. Mientras, en Nervión y entrevistado por la Ser, nuestro PRESIDENTE, argumenta que el SEVILLA, FC, toma los derbis como son y que para la ENTIDAD lo importante es alcanzar el objetivo propuesto de la Liga de Campeones. Es la diferencia entre el Grande y el pequeño, uno siempre tendrá la amplitud de miras necesaria que le hará progresivamente mejor, mientras el que se queda en patéticos y absurdos localismos, jamás logrará algo importante.

Fco. Borrego


1 comentario

¡POBRECITOS!

Dos buenas perlas nos dejó Alfonso Guerra que quiero recordar en esta semana, tan especial para algunos. La primera: “A España no la va a reconocer ni la madre que la parió”, pronunciada recién aterrizado en el Gobierno dice mucho de cómo está la nación actualmente. La segunda es fruto de una entrevista que, a pregunta del periodista de qué equipo es usted, responde: “Como todos los que no saben de fútbol, soy bético”. Me circunscribo a ésta última porque pretende fomentar una forma de ser que nos quieren encorsetar a la fuerza desde otros lares, e implantarla en la misma médula del sevillano para distorsionar su rica y particular idiosincrasia. Nada más lejos de la realidad, generalizando, el SEVILLISTA dista mucho de pertenecer a este grupo tan manido y chabacano que, sin saber de fútbol, pretende presumir, a su manera, con el objetivo de desquiciar al que tiene enfrente. No es la AFICIÓN de Nervión muy dada a las payasadas de sus vecinos, todo tiene que existir en la viña del señor, por eso se mantiene indiferente a los continuos puyasos intencionados que provienen de aquellos que nacieron con el único fin de, como bien dice mi amigo Carlos Romero en su blog “LA PALANGANA MECANICA”, querer rivalizar con el decano de la ciudad. Y partiendo de ello, abrimos todo un abanico de situaciones esperpénticas y carnavalescas que se dan en las interrelaciones de los habitantes de Sevilla.

El SEVILLISTA, por el contrario, sí sabe de fútbol, por eso no nos gusta lo que vemos últimamente en el RAMON SANCHEZ PIZJUAN. Entendemos qué jugadores están más en forma, quienes flaquean, quienes presentan unas cualidades lejos de lo que se pedía para pertenecer a la plantilla, o, sencillamente, qué carencias tiene el EQUIPO para ser más competitivo. Igualmente, conocedores, y más después de la Primera vuelta, de que el entrenador no encuentra la llave para que el EQUIPO reaccione, se muestra crítico y no admite lo que está viendo. En el otro extremo, las criaturitas, que tienen asumidos por intereses muy concretos el papel de pobrecitos, lo único que les preocupa es de administrar los chascarrillos y extenderlos, llegado el momento, por los intestinos de una ciudad que es más seria de lo que pretenden airear.

La prensa sevillana se hace eco de este fenómeno, lo potencia y lo alimenta, sabedora de que así suben las audiencias, los lectores y los televidentes de los medios habidos y por haber. De igual manera los allende nuestras fronteras provincianas admiten todo ello y magnifican una imagen distorsionada de la realidad de la ciudad y de la sociedad sevillana. La broma se convierte en guasa, la guasa en cachondeo y el cachondeo en malas artes que transmiten una imagen errónea del carácter del sevillano. Lo que no quieren saber, porque no les interesa a estos papanatas de la información, es que el MEJOR EQUIPO DEL SUR DE ESPAÑA, procura marcar diferencias y centrarse en entidades más acordes con su talla, dejando a un lado la que se encuentra, por historia y estadísticas, dentro de un nivel y unos resultados muy por debajo del suyo y que hoy por hoy naufraga en las peligrosas aguas de la ley Concursal.

Y PORQUE NUNCA HAN ESTADO A LA ALTURA DE LA HORMA DE LOS ZAPATOS DEL SEVILLA, FC, SU ÚNICO Y PATÉTICO OBJETIVO INSTITUCIONAL DESDE LOS ORÍGENES, ES GANAR LOS DERBIS Y PODER SUPERARLE EN ALGÚN MOMENTO EN LA CLASIFICACIÓN.

¡ASÍ LES VA!  

Fco. Borrego


1 comentario

¿AHORA NO HAY POR QUÉ, SR. MOU?

Me gusta JOAQUIN CAPARRÓS cuando en rueda de prensa estalla y advierte a los abrazafarolas y lameculos del Real de Madrid que por qué no le preguntan sobre el gol mal anulado que su equipo le hizo al club de Don Floren. Un dos a cero que, tal como estaba discurriendo el encuentro, estaríamos hablando de otras cosas y las televisiones no se despacharían a gusto sobre la feliz remontada. Mientras proyectan la imagen de la jugada en cuestión, se regodean que si el gol debía de haber subido al marcador, antes existe un penalti no señalado que provoca tal jugada. Siempre existen excusas para salir airoso del lance, porque los tiene bien enseñado Don Floren para que todo transcurra como quiere. El inmerecido campeón de invierno hoy es el principal objetivo, como siempre, de toda una corte de aduladores y lamepasillos del Bernabeu que hacen su labor para auparlo a las alturas, a la espera de aquel que dicen que es MAS QUE UN CLUB, venga y le tosa sustrayéndole los sueños de grandeza que los mimosos y superprotegidos tienen.

Porque si le hacen un marcaje férreo y como se debe a Cristiano Ronaldo, el asunto se lleva casi a los tribunales y los paparazzi merengues despliegan toda una secuencia de las muchas entradas que le hicieron al portugués, para que en otros partidos el trencilla de turno vaya con cuidado. Mientras, las entradas del mayor descelebrado del fútbol, Pepe, que se despacha a gusto en los encuentros y sale casi siempre de rositas, se analicen desde otra perspectiva muy distinta.

Porque al sr. Mou se le permite todas las licencias habidas y por haber, sacar papelitos durante el encuentro y desarrollárselos a sus jugadores como si se tratara de un partido de baloncesto. ¡AY, SI LO HICIERAN OTROS!. Pero lo del portugués raya el esperpento, mientras su teatral actuación es motivo para que la corte de lameculos y aduladores le otorgue la medalla de gran profesional y de otras lindezas que con profusión de adjetivos le brinda.

¿AHORA NO HAY POR QUÉ, SR. MOU?

Fco. Borrego


Deja un comentario

LA REALIDAD SE IMPONE AL ESPEJISMO FRENTE AL VALENCIA

El magnífico post de “UN SEVILLISTA CUALQUIERA” que me recomendó mi buen amigo Jesús Alvarado me llevó a generar cierta dosis de optimismo, eso y el juego desplegado frente al Valencia, pero frente al Español, aún cuando la primera parte fue buena, me demostró que ni Juande es Marcelino, ni su equipo es éste. Sencillamente el fútbol da a quien sabe mimarlo y le entrega la jugada para que la elabore con sentido y que la grada estalle en un derroche de sentimiento. A este equipo no se le puede pedir más de lo que ofreció en la Primera mitad, faltó el gol para que creyésemos que era posible el cambio de suerte. Pero el gol se presenta cuando la calidad y la inteligencia se fusionan y permite la gloria. Y, a decir verdad, a este SEVILLA, FC se le funden los cables nada más que el contrario se muestra ordenadito y tapa los huecos posibles. Se cortocircuita porque no da más de sí, porque los jugadores no están para otra cosa que no sea llevar la pelota de una banda a otra, a la espera de que Jesús Navas centre una en condiciones, de que Cáceres en la jugada con más sentido no falle en el mano a mano ante el portero y de que Reyes, el mejor del partido, enchufe una harto ya de dar pases de gol, por ejemplo para Negredo y haga lo que hizo.

¡SENCILLAMENTE LAMENTABLE!.   

No creo en los milagros; no creo en las rachas como apunta Marcelino ante la impotencia porque no da en la tecla y el equipo se ha instalado peligrosamente en una dinámica con la que hay que terminar cuanto antes y si él no es capaz de ello, me temo que hay que buscar quien aporte frescura y acierto a una escuadra que naufraga partido tras partido. Y vuelvo al principio, NO NOS ENGAÑEMOS, ni Juande es Marcelino, ni su equipo es éste y cuanto antes TODOS comprendamos esto, antes seremos conscientes del lugar al que estamos abocados en la tabla a la finalización del Campeonato.

SOPENA QUE NO SE PONGAN LAS MEDIDAS NECESARIAS Y NOS METAMOS EN LUGARES DONDE NO NOS ENCONTRAMOS CÓMODOS NI SABEMOS CÓMO LIDIARLOS PARA SALIR AIROSOS, PUES CUANTO ANTES ALCANCEMOS LOS CUARENTA Y TANTOS PUNTOS QUE NOS DAN LA TRANQUILIDAD DE LA PERMANENCIA, ANTES PODEMOS ASPIRAR A OTRAS COSAS.

SEAMOS REALISTAS. ESTO ES LO QUE HAY. La mediocridad de un equipo que se vacia hasta la extenuación y que no obtiene resultados positivos es un síntoma preocupante para que analicemos en profundidad lo que está pasando y los responsables tomen las medidas necesarias cuanto antes.  

Fco. Borrego


Deja un comentario

ES MOMENTO DE ANÁLISIS

Con la que está cayendo por estos lares, la élite del fútbol permite que jugadores privilegiados desarrollen la actividad que más les gusta ganando suculentos sueldos impensables para muchos. Ello puede acarrear un mal que es necesario atajar cuanto antes, sino se enquista con perniciosas consecuencias de lamentables resultados. Cuando en un vestuario se presentan la apatía y la desgana fruto de los despropósitos de quienes no aguantan las líneas a seguir por su entrenador, no cabe otra que, o el que manda se impone o tiene los días contados. Es más fácil para una entidad de fútbol destituir a quien maneja el banquillo y así acallar a una buena parte de su afición, que a los veinticinco jugadores que componen la plantilla. Por tanto hemos de presuponer que el entrenador se encuentra perfectamente cualificado para atajar esta circunstancia con cierta dosis de mano izquierda e imponer sus criterios, sopena de engrosar la larga lista de parados de este bendito país. Me consta que algo de ello tiene que existir en los intestinos del vestuario del SEVILLA, FC, sino no se entiende la transformación producida en un equipo entre los últimos partidos de liga y el disputado frente al Valencia en copa. Si en aquellos la dinámica era descendente y con preocupantes síntomas de lo que más arriba he apuntado, en el último jugado, la intensidad, el desparpajo y por momentos buen fútbol que se le vio al equipo, demostró que no era tan malo como presumíamos. El cambio contemplado permite atisbar una mejoría que nos lleve a la esperanza para el tramo restante de la liga, única competición que nos queda, y que todos se comprometan en la tarea con el propósito firme de intentar alcanzar el objetivo previsto al principio de temporada. El entrenador tiene ante sí un gran reto, una gran responsabilidad de conseguirlo, pues para eso le pagan y, fundamentalmente demostrarnos a los que le vemos con ciertas carencias, que estamos equivocados y que se encuentra perfectamente cualificado para soportar la presión a la que diariamente, desde muchos puntos, se le somete, además de saber lo que se trae entre manos sin que el tinglado se le vaya de las manos (valga el juego de palabras).

Por el bien del SEVILLA, FC.

Fco. Borrego