Jesús Creations Producciones

Videos, Homenajes, Resumen del Sevilla FC, rueda de prensa, noticias deportivas, futbol en general

Que Grande es Ser Sevillista

1 comentario

Estaba recibiendo un baño de sevillismo, estaba disfrutando y a la vez sufriendo aunque supiera el resultado final del partido que la televisión, LA NUESTRA: La del Sevilla, FC, me ofrecía. En la vida ciertos momentos se viven intensamente y uno se sumerge por entre las imágenes de un ayer cercano y las revive como si nunca hubieran existido, como si fueran un sueño que se ejecuta para confirmar su realidad una y otra vez. Cuantas veces sean necesarias para enarbolar su naturaleza. Es así el ser humano cuando un sentimiento como este le embarga y traspasa la lógica de lo racional. Sucede que formas parte de él y no puedes dejar de participar de su intensa locura. Locura que fluye de una fuente interior donde la dicha y la felicidad se conjuran para crear un universo mágico que te impregna y te identifica con algo grande, con lo magníficamente grande que existe en lo más profundo de nuestro ser.

Estaba recibiendo este baño de sevillismo y a la vez recordaba a los seres queridos que desde pequeño me guiaron por esta noble senda. Quizás ellos lo hicieron motivados por causas que no podían o no sabían explicar, por no encontrarle el sentido real, causas que recibían como chispas eléctricas que alcanzaban sus neuronas y transmitían aquello que sentían. Tan ajenos a lo que pretendo poner en pie a través de la escritura, cuando su definición se hace difícil de expresar porque no se encuentran las palabras exactas para describir el estado de ánimo que te embarga, porque tan sólo se movían a impulsos para concluir que lo que hacían era sencillamente lo correcto.

Y es que cuando se trata de los sentimientos, no ocultamos cierta desazón por encontrar y explicar la razón que los mueve. La razón de querer transmitir lo que te hace distinto de lo demás, buscas entre los recovecos del cerebro y no llega a saber, a ciencia cierta, por qué haces lo que haces.

Estaba recibiendo este baño de sevillismo y, como si se tratara de un cortocircuito que provocara un choc eléctrico en mi cerebro, se entrometieron imágenes ajenas y distintas a las que hasta hace unos momentos provocaran mi gloria. Imágenes de otras gentes que enarbolaban banderas que no eran las mías, de unos cánticos que agredían mi percepción y ponían un cierto cerco a mi estabilidad emocional. Imágenes repletas de envidia hacia lo que yo sentía, hacia lo que yo era, y que tan sólo pretendían arrastrarme a un debate insulso y estúpido por saber si sus protagonistas eran más grandes que nosotros.

En una ciudad en la que se vive un dualismo que a veces mata la razón, las imágenes transmitían el nerviosismo de querer poseer lo que nos pertenecía por grandeza, lo que nos pertenecía por haberlo ganado a pulso, a través de más de cien años de historia. Esas imágenes me retrotrajeron a tiempos de penurias pasadas en donde mi sentimiento quiso ser agredido por inquilinos que lo profanaron, por individuos, deseosos de poder, que lo querían utilizar para su provecho. Imágenes que, como aquellas otras en las que fui protagonista, estaban cargadas de revanchismo y de orgullo hacia la persona que hasta ayer era idolatrada.   

No obstante esas imágenes me parecieron tan distintas de las que yo participé, que me produjeron cierto hastío, porque el sentimiento que profeso no puede ser copiado por ningún otro, porque las realidades y expectativas son tan distintas como distintos los sujetos que participan de ellas. Eso me hizo recapacitar y volver a mi sueño, introducirme otra vez en la gloria de aquella final que ganamos y que hasta entonces me estaba envolviendo con su deliciosa presencia. Retorné a él dejando a un lado la parafernalia patética de quienes quieren parecerse a lo que jamás llegarán a ser. Los dejé en la estacada, con sus vociferantes gritos de revanchismo funesto y banal a lo largo de una avenida repleta de simbolismos extraños por la que ayer, con el sueño hecho realidad, habíamos estado nosotros disfrutando de nuestra grandeza. Los dejé en la estacada comprendiendo que, aunque saquen sus emblemas al viento y vociferen más fuerte si cabe, jamás de los jamases podrán sentir lo que yo llevo sintiendo últimamente dentro de mí,  y que forma parte de lo que sabiamente, casi sin saber lo que hacían o sabiéndolo, me transmitieron mis progenitores.

Fco. Borrego

Anuncios

Autor: jesuscreations

Edición de Video Profesional Dedicado al Sevilla Fútbol Club

Un pensamiento en “Que Grande es Ser Sevillista

  1. Hola , me dirijo a esta pagina para algo q parecera una peticion un tanto rara, me gustaria saber el nombre de la melodia de piano q encabeza y termina el resumen de la temporada recien terminada en los videos colgados en la pagina de jesus alvarado. Agradeciendo de antemano la ayuda q podais darme. Un saludo para todos los sevillistas de internet.

    Muy buenas Fernando la musica que me comentas es: Planet Earth Forever de Jo Blankenburg.

    Saludos
    Jesús-Creations

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s